Falta de intención de ceder, el obstáculo más grande en el establecimiento de escombrera

Transmisora Quindio

La más Popular

AL AIRE
Económica

Falta de intención de ceder, el obstáculo más grande en el establecimiento de escombrera

La Asamblea puso en la mesa, el tema de la escombrera, un asunto sentido para los volqueteros de la región, que ven frustrada su labor al no contar con un sitio regulado para arrojar los materiales.

Luis Fabián Buriticá, diputado del partido Mira, fue quien convocó el encuentro, debido a la necesidad que suscita.

“Es un problema que compete a todo, porque en la transformación que se proyecta para el departamento, porque muchos de los grandes proyectos genera escombros”, expuso el diputado.

Agregó la afectación a las familias, ya que si no hay depósito los volqueteros no tienen cómo trabajar.

Escombrera monopolizada

“Más de 480 familias que dependen de este gremio que está pidiendo una solución”, expresó Buriticá.

El diputado dio a conocer también que existen sanciones y requerimientos por parte de la Procuraduría Ambiental. Así mismo que sí se evidencia un monopolio en el que hace eco la manipulación del precio.

“Exactamente hay un monopolio, nos dicen que solo hay una escombrera, que no tiene regulación de precio, precisamente dijo el Defensor del Pueblo, ‘nos tocó ir a negociar para poder que le bajaron $3.000 al gremio’, a un privado, ‘cuánto le cuesta”.

El subdirector de regulación y control de la Corporación Autónoma Regional del Quindío, Carlos Ariel Truke Ospina, explicó las razones por las cuales no ha prosperado el tema del lote, y aclaró la propuesta de Urbaser.

Aclaró que la escombrera tiene un rol muy especial en tema y en el marco de las evaluaciones de predios, evidenciando que la situación la mayoría que son pocos, pertenecen a privados y ellos no quieren ceder.

“Algunos sitios de recepción no son lo suficientemente grandes para recibir lo que hay en el Quindío, y los cobros son costosos, como es un negocio privado, la situación se complica”, puntualizó el subdirector.

Mencionó que se malinterpretó la propuesta de Urbaser que va encaminada a la transformación.

Israel Leyva, presidente de Aprovolquín, expuso que el tema de la escombrera se convirtió en un negocio y tiene todas las trabas para oficializarse y así mismo para que la única escombrera, que es privada les reciba, es otro asunto que depende de la disposición del propietario del predio.

“La situación es que aquí en el departamento el tema de la escombrera lo han manejado como un negocio, porque dicen que no hay escombrera, pero hay sitios para disponer, pero si yo soy el único que tiene escombrera pues soy el único que tiene en negocio”, anotó el presidente.

70 % del depósito a quebradas

Agregó que el problema adicional es que la única que hay en la actualidad, que queda en Buenavista, es de un privado y eso sugiere, manejar el precio y el tiempo sin regulación, lo que provoca, entre otras cosas, que cuando llevan el escombro, si está cerrado al verse “encartados” con los elementos, lo puedan dejar en los sitios menos adecuados, que termina siendo una quebrada.

“El 30 % del depósito que se produce va los rellenos, el 70 % va a las quebradas, lotes baldíos y otras partes que no es. Porque si no hay escombrera, finalmente el escombro debe llegar a cualquier parte”, señaló Leyva.

Indicó que son 150 socios, pero que el número de vehículos es mayor. Así mismo, que la propuesta con Urbaser no le es financieramente viable, porque se cobra por peso.

Abrir chat